¿Qué es el Budismo?

En el ámbito de la enseñanza y el aprendizaje, el Budismo se considera como un medio de transformación individual y social. La persona que experimenta este proceso, lo adapta según su deseo o apreciación de la vida, es decir, el ser puede mediante la meditación, obtener bienestar o sencillamente, continuar el camino del saber y la práctica budista, hasta alcanzar la iluminación.

El Budismo, así como la meditación, son un vehículo que posibilita que el individuo desarrolle aspectos como la sabiduría, bondad y conciencia, con la finalidad de seguir un sendero espiritual conocido como iluminación o Budeidad. El Budismo es considerado una religión no – teísta, igualmente, un método de enseñanza y práctica espiritual y psicológico. Se implementó en el siglo V, A.C., en la India, a través de su mentor, Buda Siddhartha Gautama.

El Buda o Buddha se define como el individuo que ha despertado espiritualmente y es feliz, sin sufrimiento. El Budismo no se trata de una disciplina dogmática o basada en postulados o creencias proféticos, los mismos practicantes deben comprobar las bondades de este, para luego interiorizarlas. Su propósito es eliminar sentimientos de insatisfacción, originados por momentos de ansiedad como la avaricia y el deseo; que son percibidos como elementos contrarios a la vida, existencia y el ser mismo. Cuando esto se logra, el individuo alcanza la denominada iluminación.

La autoridad religiosa del Budismo, se halla en los textos sagrados del Buda y en la interpretación que hacen los monjes o maestros. El camino o sendero a recorrer por el Buda, para alcanzar la iluminación, es aceptando el sufrimiento hasta minimizarlo.

La rueda del dharma es uno de los elementos claves del Budismo

Se compone de determinados objetivos; calificados como correctos: el esfuerzo, la visión, la determinación, el habla y la concentración.

Foto: Pixabay