En distintas épocas alrededor del mundo, específicamente en el mes de septiembre, se produjo la aparición de diferentes Vírgenes, las cuales recibieron nombres que identificaban bien los lugares donde ocurría o por los acontecimientos que se originaban en torno al hecho.

La Virgen de La Caridad de Cobre (Cuba) 8 de septiembre

Hizo su aparición en la Isla de Cuba, un 08 de septiembre, entre los años 1604 y 1613.  Fue hallada por tres (3) niños llamados Juan; uno negro y dos (2) descendientes de indios. Mientras navegaban hacia las salinas en procura de sal, específicamente cuando se dirigían al Cayo Francés, en el centro de la Bahía de Nipe; costa norte de la antigua Provincia de Oriente, cerca de la desembocadura del Río Mayarí, vieron una tablita flotando en el mar con la imagen de una Virgen cuya vestimenta se encontraba seca; hecho que les causó mucha sorpresa e impresión, asimismo, tenía un escrito que decía “Yo soy la Virgen de la Caridad”.

El hallazgo mariano fue llevado por los niños, al Hato de Barajagua a orillas del Río Cauto, lugar donde la colocaron en un altar rústico, dentro de un bohío, iniciando su veneración. En fecha imprecisa, fue trasladada al poblado Real de Minas, en Santiago de Cuba, depositada en la capilla del hospital de los esclavos de la mina y de los pobres del pueblo. En el año 1648, se creó una Ermita en lo alto del cerro Maboa, donde se sitúa hoy día, el santuario. Desde ese entonces, se identifica a la Virgen como La Caridad del Cobre, asociando el nombre al poblado El Cobre; localidad cercana a las minas donde se extraía el mineral. Fue exactamente el 08 de septiembre de 1927, cuando se inauguró la estructura actual del altar donde se encuentra la Virgen conocida como la Patrona de Cuba.

https://norfipc.com/cuba/historia-de-la-virgen-de-la-caridad-del-cobre.html

Virgen del Valle (Venezuela) 8 de septiembre

La Virgen del Valle es considerada como la patrona del oriente de Venezuela, siendo venerada con especial devoción en la isla de Margarita. Cada 8 de septiembre se celebra su día. En los inicios de la conquista los españoles fundaron en la isla de Cubagua, la ciudad de Nueva Cádiz. En poco tiempo dicha ciudad creció vertiginosamente derivado de la extracción de perlas que abundaban en sus mares. Durante este período los habitantes de Nueva Cádiz encargaron a España una imagen de la Inmaculada Concepción para poner la ciudad bajo su protección. La imagen llegó a Cubagua en el año 1530, pero pocos años después, el 25 de diciembre de 1541, un huracán arrasó Nueva Cádiz y con ella la iglesia donde estaba la imagen de la Virgen. Al salvarse milagrosamente la imagen de la Virgen, los pobladores de Cubagua decidieron ponerla salvo de nuevos cataclismos, llevándola en 1542 a una hacienda en El Valle de la Isla de Margarita, donde le construyeron una pequeña ermita. Con el paso del tiempo el lugar dio el nombre a la imagen, que comenzó a llamarse la Virgen del Valle.

En el año de 1608, la isla de Margarita experimentó una gran sequía. Por tal motivo, los margariteños decidieron sacar la Virgen y llevarla en procesión hasta la Asunción. De acuerdo con los testimonios que se tienen de la época, en el momento en que la procesión llegó a esta ciudad, el cielo se ennegreció y pronto comenzó a precipitarse una fuerte lluvia sobre toda la isla. Además del relato anterior, existen varias leyendas sobre la Virgen del Valle. Según una de éstas, la imagen de la Virgen fue pintada por los ángeles que se la llevaron a los indios para que ella los protegiera de los abusos de los conquistadores. Unos guaiqueríes la encontraron sobre unos matorrales y se la llevaron a Palguarime para construirle allí una capilla. No obstante, al poco tiempo la Virgen apareció nuevamente en el sitio donde se le había encontrado. Finalmente, los indígenas entendieron que era allí donde quería la Virgen ser venerada y le construyeron una capilla que, con el tiempo, se habría de transformar en el santuario de hoy. Según otra leyenda, la Virgen estuvo al lado de los patriotas en la batalla de Matasiete, durante la guerra de Independencia. En este sentido, ella animaba a los patriotas y curaba sus heridas, por lo que también se le conoce como la Virgen Patriota.

La Virgen del Valle es también conocida como la Patrona de los marineros, que la llaman en oriente “la más tierna y dulce de las madres” y siempre la invocan antes de zarpar o lanzar la red. Según otra leyenda, un pescador llamado Domingo estaba buscando perlas en el fondo del mar y pisó una enorme raya que le hincó su púa. Como consecuencia de esto, la pierna se le ulceró y los médicos opinaron que había que amputarla para salvarle la vida. Ante estas circunstancias la esposa de Domingo fue a pedirle con mucha fe a la Virgen del Valle por la salud de éste. Al poco tiempo el pescador sanó de manera milagrosa, por lo que le prometió que en pago le ofrecería la primera perla que consiguiera. Fue al mar y al abrir una ostra, halló una perla que reproducía con asombrosa fidelidad la forma de su pierna y hasta el rastro de su cicatriz. Un hecho que de alguna manera confirma este asombroso relato, es que la perla que encontró Domingo se puede observar en el museo del santuario, junto con numerosos objetos de oro, plata y piedras preciosas que le han regalado a la Virgen en pago de milagros concedidos.

https://venezuelatuya.com/religion/virgendelvalle.htm

Virgen Patrona Antigua (Panamá) 9 de septiembre

Santa María La Antigua es la Virgen Patrona de Panamá. La fiesta de Santa María la Antigua se celebra el 9 de septiembre y su imagen suele representar a la Virgen con el Niño Jesús y una rosa blanca.

La información que se tiene de la imagen mariana ella se encontraba en una capilla lateral de la Catedral de Sevilla (España), la cual fue reconstruida en el siglo XIV, en el lugar se conservó la pared donde se encontraba la imagen, de allí viene el nombre de María la Antigua.

En América, en 1510, los conquistadores Vasco Núñez de Balboa y Martín Fernández de Enciso fundaron en honor a esta advocación la ciudad de Santa María la Antigua del Darién (en territorio actual colombiano), llegando a ser la primera diócesis en tierra firme.

En 1524, el segundo obispo de esa diócesis, el dominico fray Vicente Peraza, trasladó la sede diocesana a la recién fundada Ciudad de Panamá, a orillas del Pacífico.

Santa María la Antigua es Patrona de la catedral y de la Diócesis de Panamá desde 1513; pero es recién el 9 de septiembre de 2000, Año Santo Jubilar, que la Conferencia Episcopal Panameña la proclamó como patrona del país. El 27 de febrero de 2001 la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos acogió la solicitud de declararla oficialmente patrona del país.

https://www.aciprensa.com/noticias/jmj-conoce-la-historia-de-la-virgen-de-la-antigua-patrona-de-panama-21167