Amuleto de la suerte: Hallar un clavo es buen augurio y mientras más oxidado esté mejor, puedes realizar hechizos con ellos.

Debe ser utilizado como amuleto de la suerte para activarla o para proteger la casa, es bueno clavarlo en el marco de la puerta ¿cómo hacerlo? golpeándolo cuatro (4) veces con el martillo y expresando cada vez en voz alta lo siguiente: el primero para la suerte, el segundo para la salud, el tercero para el amor y el cuarto, para el dinero.

Desde hace mucho tiempo atrás, el clavo se ha utilizado como hechizo para protegerse contra entidades oscuras o negativas. En la antigüedad, los griegos y romanos para ahuyentar los espíritus o presencias malignas, en las paredes de sus casas clavaban clavos de hierro grueso. A estos elementos se les atribuían poderes.

En tiempos de epidemia en Roma, se creía que la enfermedad quedaba pegada al muro del Templo de Júpiter Capitolino, al clavar un clavo. También se hizo tradición contar los años a través de la fijación de un clavo en la pared. Al clavo igualmente se le consideraba como un remedio contra la epilepsia y se fijaba en el lugar donde la cabeza del enfermo hubiera tocado. Si se colgaba uno viejo retorcido originario del casco de un caballo en el cuello de un niño enfermo; este se curaba. En Cataluña, España, como costumbre colocaban bajo el lecho uno, para que la mujer quedara embarazada.

Para atraer a la persona que se desea

Igualmente, para atraer a la persona que se desea y no es correspondido, debes realizar el hechizo de derramar en el zaguán de la casa de quien se pretende, un puchero de sal, aceite y tres (3) clavos de hierro; atados a un hilo de seda, de llegar a ser pisado por el (la) pretendido (a), este (a), no podrá resistirse. En algunas zonas, para evitar que se corte la mantequilla, suelen poner un clavo en la nata, en el momento de su elaboración.

En fin, son múltiples las creencias que se relacionan con el uso del clavo, si se sueña al respecto, significa que las obras que parecen inútiles, serán duraderas. Puede asimismo aumentar la tensión durante el sueño, puede representarse como una referencia de dolor físico o mental. Si el clavo se pierde o no se encuentra, no es segura una relación profesional, mientras que, al ver un tornillo oxidado, puede que haya una relación desgastada en el tiempo, asociado al aspecto sexual.  Clavar un clavo en un sueño, simboliza la extremidad masculina.

¿Qué significa encontrar clavos oxidados en el camino?

Simplemente es un amuleto de la suerte o buen augurio, pero para obtenerla, hay que hacer todo un ritual para recogerlo del suelo: debe realizarse con la mano derecha, escupir sobre este y luego sin ver hacia atrás y menos saber dónde cayó, arrojarlo por el hombro izquierdo. Es de muy mala suerte no agacharse a recogerlo.

Hechizos con clavos:

1) Ritual del vaso (cristal) de agua y un clavo de hierro, sumergirlo, para no absorber la energía negativa y dejarlo bajo la cama mientras se duerme, preferiblemente en la cabecera, profiriendo en voz alta la siguiente oración: “El cristal envuelve el agua y evita que se derrame. Que me envuelva a mí como al agua y aleje todo mal”. Al despertar hay que ver si tiene burbujas adheridas al vaso, mientras más haya, más energía negativa hay. Si el agua se evaporó, puede ser una señal de algún maleficio. Debe cambiarse el agua, derramándola lejos de la casa y lavar el clavo todos los días. Es importante saber, que el vaso bajo la cama genera una estela de protección, para dormir con tranquilidad, sin tener efectos negativos internos o externos

2) para la protección del hogar y la familia contra diversos males, es necesario contar con una botellita de cristal, tres (3) clavos, la cáscara de medio limón, sal marina, tres (3) trozos de raíz de ruda y un tapón de corcho, incluir todo dentro del envase, cerrarlo y dejarlo en la ventana de la habitación donde duerme el que invoca, sin moverla o tocarla, así se logrará la efectividad deseada, de lo contrario perderá efecto y hay que hacer todo de nuevo y cambiando ingredientes.

Es tan sorprendente el poder que se le ha adosado al clavo, que fue formulada la oración de los tres (3) clavos. La persona debe cruzarse con estos, abrazando la Cruz diciendo: Santa Cruz, Cruz dignificada, Cruz Divina, alabo al Señor que murió por mis pecados, mantenga el mal y la maldad lejos de mi camino, que la Santa Cruz y la Corona Sagrada esté antes de mí, Cristo vive, Cristo me defiende de todo daño, que el Padre me libere, que el Hijo me guarde, que el Espíritu Santo en mi nombre intercede. Ave María llena eres de gracia, ustedes que han concebido sin pecado original. La alabanza sea el Santo Sacramento. Amén.

Foto: Pixabay