En ocasiones se siente el hogar u oficina como un ambiente pesado, hasta se notan movimientos extraños, se pierden cosas con facilidad, los integrantes del espacio están de mal humor, existen situaciones incómodas que muchas veces no se explican los porqués de esos acontecimientos.

Recomendaciones:

  • Sahumar los espacios: Tomar un cuenco de barro, colocar carbones vegetales y encenderlos. Poner encima resinas que pueden dividirse en:

Copal: abre los espacios y generan un estado amplio de conciencia. También sirve para purificar, proteger y bendecir.

Mirra: Da perfume grato a los ambientes. Es un buen conector con la espiritualidad. Crea vibraciones y paz.

Incienso: Conecta con los seres espirituales, atrae la abundancia, el amor y la fortuna. Es un repartidor de buenas energías. Aporta crecimiento personal. Triunfo.

Hierbas, Romero: Sus propiedades purifican y limpian, despeja energías negativas. Se utiliza para la protección del hogar u oficina contra las envidias. Atrae la buena suerte.

Laurel: Es una hierba protectora, se puede usar como amuleto para repeler el mal y las fuerzas negativas.

Salvia Blanca: También sirve para limpiar los espacios, atraer el amor, la divinidad, sanaciones. Se puede emplear todos los días si se desea.

        Palo Santo: Equilibra las energías. Trae paz y armonía

Jengibre y Ruda también son ideales para las limpiezas.

Flores, Lavanda: produce frescura, amor, endulza la vida y aporta sentimientos de honestidad y franqueza. Se recomienda siempre tener estas flores en el hogar u oficina.

Recorrer todos los ambientes y si deseas puedes rezar y pedir que salgan todas las energías negativas de tu hogar u oficina.

  • Protección personal: Después de culminar la limpieza de todos los espacios, se recomienda tomar un baño con sal gruesa, limón y vinagre. Lo echas en un envase y te lo colocas después de lavarte con champú y jabón. Esperas cinco (5) minutos y te lo quitas con abundante agua.

Foto: Pixabay