¿Qué traen los planetas en retrógrado en el 2021?

Mercurio retrógrado

Siempre que este planeta se pone en retrógrado trae problemas y lentitud en las comunicaciones. En esta fecha se recomienda salir a caminar para poner en orden tus ideas. Igualmente, debes evitar los conflictos. Buen momento para compartir con amigos y familiares sin estar pendiente del celular. Es un periodo en que existen problemas con la tecnología, por eso se recomienda el compartir. Cuando te encuentres en calma toma una hoja y escribe tus sueños y metas a alcanzar, te recomiendo hacer tu agenda para que te planifiques y actúes cuando termine el periodo de retrógrado. No es recomendable aperturar compañías, hacer sociedades, comenzar nuevos proyectos, ni casarse.

Esta primera fase de retrógrado es del 30 de enero hasta el 20 de febrero en Acuario, apunta al crecimiento intelectual y la autorreflexión. Se trata de una buena época para revisar las estrategias a largo plazo; aceptar los procesos de cambio; y reconectar con viejos amigos.

La segunda: 29 de mayo hasta el 22 de junio, en Géminis.

La tercera: 27 de septiembre hasta el 18 de octubre, en Libra

Neptuno retrógrado

En este momento las personas se sienten que viven en un mundo de fantasía acentuando esquivar la realidad para no enfrentarse a sus propios miedos. Es un periodo para desarrollar la creatividad. En estos meses te vas a sentir más vulnerable y dependiente de otras personas ya que tendrás bajas energías. Es momento de aflorar los recuerdos que te perturban y que en algún momento fueron dolorosos con el fin de sanarlos y seguir adelante.

Este planeta te abre puertas para la introspección; te conecta con tu inspiración, te eleva tu ser y te hace más solidario con tu prójimo.

Hace referencia al escapismo; la desconexión de la realidad; el victimismo; el autoengaño; la susceptibilidad hacia determinadas sustancias; y la manipulación de terceros. Desde el punto de vista evolutivo, podemos aprovechar Neptuno retrógrado en Piscis para descubrir la factibilidad de las ideas (aterriza tus planes); conectar con la voz de la intuición; alimentar el vínculo con lo Divino; y recibir apoyo psicológico

Fecha: 25 de junio al 1 de diciembre: En esta etapa debes tener cuidado de ser víctima de manipulaciones y engaños.

Urano retrógrado

Urano retrógrado lleva a la renovación, al cambio y a ir más allá de lo que aparentemente puedes alcanzar. Este planeta tiene una conexión con la mente, por lo que te ayuda a pensar y crear. En este periodo vas a sentir un efecto de independencia y necesidad de crecimiento y progreso. Te enfrentas a los cambios con fuerza. Urano retrógrado en Tauro habla de resistencia a soltar las antiguas estructuras mentales y financieras; e inconformidad ante las circunstancias. Aprovecha este tránsito para identificar viejas creencias; gestionar (constructivamente) el miedo al cambio; y preparar tu plan de acción.

Fecha: 19 de agosto de 2021 al 18 de enero de 2022: Te aconsejo eliminar todas las estructuras sociales que te vienen haciendo daño. Maneja tu libertad mental y espiritual.

Plutón retrógrado

El segundo de los planetas retrógrados 2021 será Plutón, cuyo retroceso aparente invita a reconocer el potencial de transformación del ser; enfrentar los miedos; identificar traumas y bloqueos; explorar la sexualidad consciente; e integrar la propia sombra.

Del 27 de abril al 06 de octubre, Plutón retrogradará en capricornio, lo cual alerta sobre el conflicto interno, entre el deseo de mantener el antiguo sistema de trabajo, y la necesidad de implementar estrategias innovadoras. En este punto, es importante cultivar la confianza en el poder personal, seleccionar metas (profesionales y personales) que te resulten motivadoras; y no dejarse vencer por la ira reprimida, la ilusión del control, el perfeccionismo, y la ambición desmedida.

Saturno retrógrado

Conocido como el planeta maestro del karma, las retrogradaciones anuales de Saturno apuntan a reflexionar sobre los deberes y responsabilidades; la rigidez de pensamiento; las pérdidas; los límites autoimpuestos; y la reestructuración de objetivos a largo plazo.

Del 23 de mayo al 10 de octubre, Saturno cumplirá su retroceso aparente anual en Acuario, tránsito que dejará en evidencia la falta de confianza en el futuro; el miedo a la exclusión social; y la evasión de las responsabilidades. Esta temporada es propicia para estudiar tu interacción con los grupos; y el concepto personal de libertad. Evita recriminarte por viejas decepciones, o decepcionarte porque amigos y colegas, no cumplen tus elevados ideales.

Júpiter retrógrado

Conocido como el planeta de la expansión, las retrogradaciones de Júpiter conminan a meditar sobre la religión, los sistemas de creencias, la filosofía de vida, la visión del individuo, los ideales, y el potencial de crecimiento.

El 20 de junio, en Piscis; posteriormente, el 28 de julio, ingresará en Acuario (todavía en retroceso aparente), donde iniciará su fase directa, el día 18 de octubre.

Júpiter retrógrado en Piscis, alude a la conexión con la fuente de sabiduría interior (Yo Divino); la reestructuración de las creencias personales y la filosofía de vida; y el encarar verdaderas pruebas de fe. Por otra parte, Júpiter retrógrado en Acuario, sugiere tomar tiempo para ahondar en cuáles son las causas y los grupos con los que te identificas; y cómo te proyectas hacia el futuro.

Precaución: la intolerancia y la prepotencia pueden constituir desafíos de proporciones insospechadas.

Venus retrógrado

Cada 18 – 19 meses,Venus cumple un proceso de retrogración, durante unos 40 días. El planeta del deseo en retroceso aparente, promueve la revisión de las relaciones sentimentales; los recursos propios; y las creencias que sustentan la autoestima, y la escala de valores del sujeto.

Del 19 de diciembre 2021 al 29 de enero 2022, Venus estará retrógrado en capricornio, tránsito durante el cual tendrá lugar la conjunción inferior Sol – Venus, conocida también como Venus Star Point (08/01/2022). Venus retrógrado en Capricornio acusa cierta frialdad, dificultad para expresar los sentimientos o miedo a la intimidad. Igualmente, es prudente evitar las relaciones por interés (personales y profesionales) y las transacciones económicas arriesgadas, durante esta época del año. Con el planeta del deseo en retroceso aparente en el signo de la cabra, podemos entender la vulnerabilidad como fuente de poder (no debilidad); analizar antiguas experiencias con madurez; prestar atención a los niveles de exigencia, interna y externa; y visualizar objetivos laborales/financieros claros.