El mundo con mayor intensidad en el hemisferio sur, los días 29 y 30 de julio, vivirá la experiencia visible de una lluvia de estrellas, aunque las condiciones para presenciar el fenómeno no necesariamente sean las mejores, su disfrute nocturnal será indescriptible.

La lluvia de las Delta Acuáridas como se le conoce, se inició el 12 de julio y culminará el 23 de agosto, logrando su punto sublime, durante las primeras horas del día 29/07. En esta oportunidad la luna llena no estará en su plenitud, como sucedió en el año 2018, por el contrario, ya habrá pasado; circunstancia que dificulta visualizar la lluvia de estrellas fugaces. No obstante, las personas que deseen gozar de esta experiencia, deben estar atentos y mirar al cielo entre las 3:00 y 4:00 de la madrugada del 27 y 28/07.

Hay que recordar, que la lluvia de estrellas son producto de cometas y en ocasiones, asteroides, al dejar partículas de polvo esparcidas en el Sistema Solar, mientras giran alrededor del Sol.

Foto: Pixabay