SUSURROS DE AETHER.

 “Las Plagas del Espiritismo “

Entre las plagas del Espiritismo figuran en primera línea los médiums ignorantes, aquellos que con una fe inmensa, creyendo que cada espíritu es semejante a Cristo, escuchan con el mayor recogimiento las palabras que le dictan los seres de ultra-tumba, copiándolas con verdadera veneración, aunque sea un escrito, como se dice vulgarmente, sin pies ni cabeza. En esta clase de comunicaciones abundan los anuncios proféticos de mejores días, y a veces, por el contrario, predican calamidades y castigos para las personas de poca fe. Pero todo esto dicho con mas desatinos que palabras; lo que a todos nosotros nos causa profunda pena, pues vemos que la ignorancia es perjudicial en todas las escuelas doctrinarias y en particular en el Espiritismo Filosófico. Hay una especial monomanía en crear Centros Espiritas y desarrollar médium, sin escoger con prudencia un presidente o director que sea medianamente entendido, que sepa distinguir el oro del oropel y no se deje engañar por los espíritus que tomando nombres retumbantes ( que nunca les han pertenecido ) dicen las mayores simplezas y majaderías, que son aceptados como artículos de fe. En estos centros se dedican con preferencia a las curaciones, y nada mas cómico que una de esas sesiones en que unos cuantos infelices (y no infelices por su humilde posición social, sino por su falta de entendimiento) le van explicando al médium sus dolencias y padecimientos, y este magnetizado por los espíritus, va recetando las medicinas más vulgares que ya dieron al olvido nuestros abuelos. En algunos centros espiritas, ¡Cuánto sufrimos algunas veces! Diciendo con  amarga tristeza, de lo sublime al ridículo no hay más que un paso. Hay que desconfiar mucho  de los médium que en una sola sesión sirven de interprete a cuatro y a cinco espíritus, pues por regla general, suele ser un solo espíritu que se comunica bajo diversos nombres. Un espíritu de buena intención no menciona generalmente su nombre. Si lo meditamos bien. ¡Han tenido tantos! que es completamente  indiferente presentarse con uno u otro y si llegara a usar uno al momento de familiarizarse, será indudablemente uno que no tenga ninguna importancia histórica. Mucho hay que escribir sobre las plagas del espiritismo, porque muchas ya han caído sobre sobre todos los grandes ideales. Y aunque El Espiritismo es semejante al Sol, no se obscurece su brillo porque el negro humo  de la ignorancia levante sus densas nubes; es necesario deslindar los campos y afirmar: este es el trigo y esta es la cizaña….AETHER.

(Fuente:”La Luz de la Verdad”. Amalia D.Soler. Editorial Amalia D.Soler.3ra.Edicion.Orihuela, España.Octubre 2000)

Dr. José Herrera (Autor del libro”Lüz y Sombras de las Almas”  www.jrhv.000webhostapp.com)