SUSURROS DE AETHER.

 “ Las catástrofes: un boleto de ida!”

En el Almanaque Mundial 2007 encontré un material interesante. Se recopilan desastres naturales desde 1993 hasta 2003.Se engloba a las sequias, terremotos, epidemias, hambrunas, inundaciones, plagas, gigantescas olas y otros. El articulo precisa al número de afectados y de fallecidos por año, a causa de cada uno de los nuevos jinetes del apocalipsis que muy bien mantienen a raya a toda la humanidad (estas cifras son tomadas de fuentes de la ONU).Quiero destacar que en 2003 fallecieron 78.442 personas, en 1999 fueron 101.671 y en 1998 fallecieron 90.116.Las cifras más altas de la década, donde se totalizan 609.638.¿Como se interpreta este fenómeno bajo la óptica del Espiritismo?.En los intervalos de sus existencias corporales, los Espíritus están en estado de erraticidad  y constituyen la población espiritual ambiente en el Globo hogar. Por medio de las muertes y los nacimientos estas dos poblaciones se vierten incesantemente una en la otra; diariamente hay emigraciones del mundo corporal e inmigraciones desde el mundo espiritual hacia el mundo corporal. En ciertas épocas,  reguladas  por la Sabiduría Divina, estas emigraciones e inmigraciones se operan en “masas”, más o menos considerables, como consecuencia de las grandes revoluciones que hacen partir al mismo tiempo, innumerables cantidades que son rápidamente sustituidos por cantidades equivalentes de encarnaciones. Por lo tanto es necesario considerar a los cataclismos y desastres naturales, como ocasiones de llegadas y partidas colectivas. Medios providenciales que acontecen para renovar la población corporal del planeta y de fortalecerla con la introducción de nuevos elementos espirituales obviamente mas depurados..Si!, en estas catástrofes naturales no hay muy grande destrucción de cuerpos, no hay sino vestiduras despedazadas, pero ningún espíritu perece; no hacen sino cambiar de medio; en lugar de partir aisladamente, parten en gran número. Las renovaciones rápidas y casi instantáneas, que se operan en el elemento espiritual de la población, como consecuencia de los cataclismos destructores aceleran el progreso espiritual. Es notable que todas las grandes calamidades que asolan y diezman poblaciones, sean seguidos siempre por una era de progreso en el orden físico  intelectual y moral y como consecuencia, en el estado social de las naciones en donde se verifican. Pero esta especie de transfusión también se da entre los mundos. Hay pues emigraciones e inmigraciones colectivas de un mundo a otro. De eso resulta la introducción, en la población de un planeta cualquiera, de elementos enteramente nuevos; nuevas razas de Espíritus se viene a mezclar con las ya existentes, constituyendo nuevas razas de hombres……AETHER……(Fuente de Consulta: Almanaque Mundial 2007…La Génesis, Los Milagros y Las Profecías según El Espiritismo. Allan Kardec.1ra Edic Española. FEB.1998.Brasil).

Dr. José Herrera (Autor del libro”Lüz y Sombras de las Almas”  www.jrhv.000webhostapp.com)

Foto: Pixabay