Las almas gemelas solo se encuentran cuando alcanzan

un máximo de excelencia

Según los cabalistas, en su expresión del conocimiento del cielo, las almas gemelas son almas hermanas. Ellas antes de bajar al mundo para reencarnar, son como un bloque fundido, macho y hembra. A la hora de encarnarse, la mitad de esa alma entra en el cuerpo de un hombre y la otra mitad en el cuerpo de una mujer. Cada una de ellas viven su vida independiente, puede ser en ciudades, países o continentes distintos. La mitad que es mujer, siempre encarna en cuerpos femeninos y los hombres en masculinos.

Cada mitad en el plano terrenal vive experiencias distintas, independientes una de la otra. Son responsables, por separado, de sus comportamientos, en la vida que les tocó vivir. Algunas mitades acumulan acciones muy malas, por lo que deben regresar, las veces que sea necesario, para resolverlas, independientemente que la otra mitad del alma, no le haya ocurrido lo mismo.

Cuando mueren cada una de estas mitades, en momentos y horas distintas, suben al mundo espiritual, sin juntarse ya que deben pasar por un juicio, que realizan los guías espirituales, donde se conoce el comportamiento de cada una de ellas. Ellos evalúan las acciones de ambas mitades, y si consideran necesario, antes de bajar nuevamente al plano terrenal, subdividen esa mitad del alma en tantas sea necesario, para purificar todas las actitudes oscuras. Se debe resaltar que ambas mitades y sus subdivisiones, no pierden la identidad como alma, conservan la misma consciencia y recuerdos de su alma raíz. No se crean nuevas almas, se dividen para agilizar el proceso de sanación y limpieza ocasionadas por acciones no luminosas.

¿Cuándo se dice que las almas gemelas se encuentran?

Las almas gemelas sólo se vuelven a unir cuando ambas partes hayan alcanzado un máximo de excelencia en sus acciones, de lo contrario nunca se ven.

Todas las almas que se encuentran en el mundo, vienen a corregir labores de vidas anteriores, con el fin de lograr la excelencia para juntarse con su otra mitad.  Para que las almas gemelas se junten nuevamente, tienen que tener un nivel de conciencia muy alto y estar purificadas y limpias.

Las almas gemelas (macho y hembra) deben encontrarse para ser felices ya que esto crea la fuerza que ayuda a enfrentar las dificultades de la vida, generando así, un poder absoluto. Mayormente cuando esto sucede no regresan a este plano terrenal.

Foto: Pixabay