Eso se llama Clariaudiencia, son mensajes que te envían tus guías espirituales.

La clariaudiencia significa audición clara. El psíquico con esta habilidad percibe la información que le envían sus guías espirituales como sonidos y murmullos. La clariaudiencia es uno de los fenómenos parapsicológicos menos comunes y está relacionado con la capacidad de escuchar voces o sonidos que no son perceptibles para la mayoría de las personas.

La Clariaudiencia, según la Doctrina Espiritista, es la capacidad de oír voces, sonidos, palabras y ruidos, sin la utilización del sentido de la audición física, va más allá de la percepción normal. La clariaudiencia ha sido un fenómeno recurrente entre grandes hombres y mujeres en la historia, particularmente en individuos altamente creativos. A la edad de trece años, Juana de Arco comenzó a ver visiones y oír voces de los ángeles Miguel, Margarita y Catalina, sus guías espirituales. En el siglo XVIII, el poeta inglés William Cowper oyó voces que le comunicaban con anticipación todos los sucesos importantes de su vida.

Las voces son transmitidas por ángeles, espíritus, guías espirituales y la “Fuerza Divina Sin Forma”. Varias personas perciben una pequeña voz, bien sea femenina o masculina que advierte y aconseja al individuo sobre algo. Muchos escuchan que los llaman por su nombre, y no se explican de dónde viene la voz. Otra señal es cuando oyes un sonido armónico o música que otros no pueden.

Cuando sientas que te hablan, mencionan tu nombre o escuchas cosas extrañas, no te pongas nervioso (a), son tus guías que desean informarte de algo.

No todas las experiencias clariaudientes son significativas y no todas pueden tomarse en serio. La voz interna debe ser cultivada por medio de una diligente meditación y de la conciencia de los sueños. Las voces clariaudientes difieren de las voces incorpóreas a veces oídas en las sesiones de mediumnidad.

Como todo existen maneras de activar la clariaudiencia, cualquier mortal puede poseer este don, lo único que se recomienda es utilizar algunos mantras que ayudan a desarrollar, lentamente, la capacidad de oír “La voz del Silencio”:

Los clásicos: emplear la letra «E». EEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE. Esta letra es fundamental de la Clariaudiencia.

El siguiente: AUM-CHIVA-TUN-E. Este Mantra se vocaliza así: AAAAAAAAAAUUUUUUUUUUUUMMMMMMMMMMMMM… CHIIIIIIIIIIIIVVVVVVVVVVAAAAAAAAAAA… TUUUUUUUUUUUUUNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNN… EEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE…

Otra ayuda que puede generarse para activar la Clariaudiencia son los diamantes de Herkimer te impulsan a desarrollar las habilidades.

Además de la Clariaudiencia existe el Clariconocimiento, transmisión de mensajes. Este don es similar a la audición psíquica, excepto que se reciben mensajes de espíritus o de guías directamente en el cerebro, en lugar de escucharlos realmente.

Asimismo, la Clarisencia se refiere a la habilidad de sentir. El vidente con esta habilidad establece la conexión con sus guías, a través de sensaciones y emociones. Hay varios niveles de clarisencia, algunos videntes pueden llegar a percibir incluso los pensamientos de otras personas.

Foto: Pixabay