La Cafeomancia, o lectura de la borra del café, es un arte adivinatorio tradicional del Medio Oriente. Tiene como finalidad leer el pasado, presente y futuro del consultante como la cartomancia, la diferencia está en que la interpretación de este modelo de adivinación se hace por medio de las imágenes que forma la borra del café en la taza donde se experimenta.

Muchas personas no se consultan con esta técnica ya que piensan la dificultad de interpretar las figuras y ven más fácil observar las imágenes de las cartas de Tarot, españolas o simplemente preguntarle al péndulo.

La Cafeomancia tiene un gran poder, casi igual que la quiromancia (lectura de las manos), lo que se debe buscar es un especialista que pueda visualizar la borra que deja marcada en la taza, después de beber el líquido la persona que desea consultarse.

Sin embargo, cualquiera puede intentar realizar su propia lectura e ir practicando hasta lograr buenos resultados.

A continuación, algunas recomendaciones que debes tomar en consideración.

Primeramente, se tiene que tomar en cuenta que para hacer este trabajo hay que seleccionar un café acorde para esto, es recomendable un producto bien molido y que sea impalpable, muchos sugieren el café turco que cumple con estas descripciones, pero no con ello debe ser este nada más, lo importante es que esté bien molido.

El ritual que se debe realizar es el siguiente:

1.- Colocar una taza de agua a fuego suave hasta que hierva, luego añadir una cucharadita de azúcar y otra de café.

2.- Dejar hervir por unos segundos, revolviendo constantemente con movimientos de las agujas del reloj.

3.- Apartar y dejar enfriar.

4.- Posteriormente, volver a hervir y dejarlo reposar a fuego bajo. Verter el líquido en una taza blanca, dejarlo que se asiente un poco y luego beber lentamente dejando un poquito de líquido para poder mover y que de figuras que después se puedan analizar. En este momento, mentalmente puedes hacer preguntas si lo deseas para observar, luego la respuesta.

5.- Se voltea la taza en un plato. En esa posición se le da vueltas, al contrario de las agujas del reloj, siete veces. Al finalizar se levanta la taza. Se observará que la borra del café queda adherida en diferentes partes creando figuras para ser interpretadas.

6.- Concéntrate y observa, lo que se te dice. Todo lo que se encuentra al lado izquierdo pertenece al pasado, a la derecha es el futuro, el presente es lo que se encuentra en el borde. Lo del asa es el hogar y lo del centro en el fondo es un futuro lejano.

Anímate en aprender a leer tu borra del café.

Foto: Pixabay